Luche y vuelve

Ayer por Perón, hoy por su Doctrina

Extraña lógica la de un gobierno que se adjudica las luchas de un pasado, declarando feriado el dia de la victoria de una dictadura genocida. Quizás la soberbia les impida ver que el pueblo peronista no necesita de feriados para recordar a todos aquellos que cayeron, luchando y creyendo por una patria justa, libre y soberana. Quizás es lo que les impide entender, que en dia como estos, la memoria se acompaña de banderas a media asta, y de reflexiones que éste dia no son pertinentes, pero que están llevando a nuestro pueblo a enfrentamientos de pobres contra pobres, mientras el gobierno nacional no ha perdido el rumbo, ya que nunca lo ha tenido. A diferencia de otros personeros locales como el “Senador Pichetto”, cuyo rumbo es mantenerse en su cargo levantando la mano ante cualquier proyecto del poder ejecutivo, como la ley antiterrorista, que hubiera sido la delicia de aquella dictadura. O bien el ejercicio de la tirania, llamando a elecciones sin que el propio Senador haya sido elegido, para luego repartir cargos a los lacayos que nunca faltan, y cambiando la carta organica para ejercer la “suma del poder”. Será que tenemos que recordar más atrás para olvidar el presente?

Hace 32 años la noche negra de una dictadura cambiaria la vida de muchos para siempre. Truncaria los sueños de liberación que aún esperan, de un gobierno que solo los declama. Serian necesarios libros enteros para recordar a cada uno de los compañeros caidos, secuestrados, torturados, masacrados. Nombres que muchos dirigentes de los que invocan este dia como de memoria, ni siquiera conocieron. Porque tambien han callado con miedos el disenso interno, la mistica de la militancia, aplastandolo con el “aparato” y la fuerza que da ser socio de los poderosos. Como dice una vieja cancion de Horacio Guarani “estamos prisioneros carcelero….yo de estos gruesos barrotes, y tu del miedo”.

No puede haber mejor homenaje para los nuestros que devolver con trabajo y alegria todo aquello que nos fue quitado. No olvidar que el mayor castigo para los dictadores sea que puedan ver, que pese a todo, llegamos vivos, tuvimos hijos y nietos, y hoy transitamos nuevamente ese espacio que alguna vez fue de luchas por esas patria peronista, y hoy sigue siendo la lucha de cada dia por un pais mejor, donde la cultura del trabajo no sea reemplazada por “planes trabajar”, que denigran a quien los da, y también a quién los recibe, ya que “el trabajo no es el precio que se paga por ser hombre, sino un modo de amar y de ayudar, al mundo, a ser mejor”.

Una lucha que no podemos abandonar como deuda y como señal de respeto a aquellos que entregaron con su vida el precio de haber soñado. De sentir que nos miran y nos obligan a persistir, a resistir, a vivir después de haber sobrevivido. A saber que no tenemos derecho a la tristeza, y sólo nos cabe como obligación buscar como nuestro lugar, aquel “donde los hombres, se asignen el deber de la sonrisa”. De mostrarles con la sonrisa de nuestro pueblo, que pese a todo…..no pudieron, y que no vamos a olvidar, y que no necesitamos de feriados para recordar, porque no hubo día en que los hayamos olvidado.

Hubo un tiempo en que nos fijábamos en las hojas secas
en el muro de ceniza y en la noche descalza
y en la luna pálida de tantas destrucciones
y así apostábamos a la melancolía
inconscientes de que ése no era aún nuestro percance
faltaban temporadas de sistemática pobreza
laberintos privados y tristezas de medio pelo

el calvario era ajeno y quedaba lejos
el tamaño de la pena era tan módico como el deleite
nuestros dientes de hambre y nuestras lenguas en celo
funcionaban sin prisa pero funcionaban

las primaveras se nos iban de entre las manos
mirábamos el horizonte sin saber qué pedirle
el crepúsculo se henchía de gallos
azules y el aire era enigmático como un viejo sabihondo

pero una madrugada forzaron las puertas
nos allanaron el desván y la memoria
decidieron por nosotros en mitad de la duda
nos quitaron los fantasmas y los papeles
levantaron un cepo de palabras
y un corral de miedo donde abandonarnos

nos suspendieron el derecho a la tibieza
borraron los presagios con el odio
nos despojaron de la lluvia verde
y del silencio gratis y del amor cribado
nos cortaron en dos con un hacha de invierno

de ese modo tan turbio nos fue revelado
que en realidad no habíamos trajinado por el tedio
sino que éramos inadvertidamente felices
no esplendorosa sino pasablemente ávidos
de amparos lechos soledades perdones

de ese modo tan impropio nos fue dicho
que cualquier otro quebranto era menos que este azote
y tuvieron que aparecer túneles y máscaras y trampas
para que echáramos de menos el letargo cotidiano
las venas de los arboles el caballo a contraluz

habremos aprendido el catecismo del rencor
o la rabia se nos irá cayendo como escamas?
recordaremos siempre no olvidar
o las franjas de inquina se nos irán pudriendo?
almacenaremos para nunca los aborrecimientos
y los sacaremos de la troya a perdonazos?

es claro que ni el rayo ni el rocío tienen prisa
desahucios y bienvenidas esperan su turno
por algo estamos listos para empezar desde cero
y nadie se arrodilla sobre los pámpanos caídos

vamos a merecer cada centímetro de augurio
vamos a abrir caminos a los sobrevivientes
sin guirnaldas pero con respuestas
flamantes y accesibles
vamos a reponer lo mucho que perdimos
vamos a aprovechar lo poco que nos queda.

Ceremonias – Mario Benedetti.

Lucho Roa

Diputado Provincial MC

Peronismo para la Victoria

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: